Árbol estratégico

Tener árboles de hoja caduca en los lados este y oeste del edificio dará sombra en verano, mientras que en el invierno sus ramas desnudas no detendrán el calor solar. Los árboles o arbustos en zonas de altas temperaturas son un refugio que aplacará los rayos directos del sol. Y estar bajo un árbol con sombra en un día caluroso es una buena manera de pasar el verano.

El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente. Aprovecha este recurso que te da la naturaleza y, si tienes terraza o jardín, regarlo te ayudará a reducir la temperatura un par de grados. Utilizar especies adaptadas a la climatología del lugar permitirá no consumir agua de riego en exceso.

Si tu vivienda no dispone de un espacio amplio en el exterior que sea posible remojar, una solución puede ser colocar plantas y maceteros en las ventanas, que al absorber los rayos de sol crearán una película de frescor que el aire esparcirá por la estancia en la que se encuentre. Las plantas con flores transpiran más por sus hojas que las que no las tienen.

Plantar enredaderas también da muy buen resultado porque crea una capa de vegetación en la fachada que hace las veces de aislante natural. Si la trepadora es caduca permite aprovechar los rayos de sol del invierno, y si se regula su implantación y crecimiento mediante celosías o elementos similares se impedirán posibles efectos contraproducentes en las fachadas y revestimientos.
#IdeasEnAcción #CiudadanosParticipando

Share Button

¿Eres un ciudadano informado?

Ingresa tu correo electrónico y recibe nuestras noticias.

Comments

comments