Cómo cuidar los Espacios Públicos

Los espacios públicos y recreativos, como plazas, parques, playas, ríos, bosques y tantos otros, son lugares especiales en los que podemos compartir en familia o con amigos, divirtiéndonos y dejándonos maravillas por su belleza. Por ello, es importante aprender (y luego enseñar) sobre algunas formas sencillas de mantener y cuidar estos espacios públicos, para poder disfrutarlos por muchísimo tiempo más, tanto nosotros como nuestros hijos en un futuro.


La primera medida y motivación para nuestra labor es dejar el lugar no sólo como lo encontramos, sino más aún: como quisiéramos encontrarlo. Así, antes de retirarnos del lugar, debemos recoger toda la basura generada y encontrada, dejar el sitio ordenado, y hacer lo que sea necesario para dejar el parque o plaza impecables, aunque esto signifique eliminar malezas, crear una contención con piedras o demás. Está claro que el municipio u organismo público debe encargarse de las tareas mayores, pero si deseamos colaborar, ésta es la manera de hacerlo.


Durante nuestra estadía debemos evitar dañar el espacio, ya sea rompiendo especies vegetales, desarmando estructuras, o de la forma que sea. Debemos contar con un contenedor de basuras, para ir juntando todo desecho que vayamos generando, y también los desechos que vayamos encontrando, aunque no los hayamos generado nosotros (recuerda, si puedes, esta es la manera de colaborar en el cuidado y mantenimiento de espacios públicos).


¿Y tú cuidas tus espacios públicos?

#CiudadanosParticipando #IdeasEnAcción

Share Button

¿Eres un ciudadano informado?

Ingresa tu correo electrónico y recibe nuestras noticias.

Comments

comments