Cuerpo fresco

Combatir el calor empieza por uno mismo. Estar bien hidratado reducirá la sensación de calor: beber agua, darse una ducha, sustituir las comidas pesadas por alimentos refrescantes, como ensaladas, frutas, verduras o sopas frías. Si se va a cocinar, evitar en lo posible el uso del horno.
Ser vegetariano por lo menos una vez por semana ayuda al ecosistema (los animales son caros: se necesitan 10.000 litros de agua para producir 300 gramos de carne y 17 metros cuadrados de bosques para hacer una hamburguesa).
Regalale al mundo un día de ensalada.

#IdeasEnAcción #CiudadanosParticipando

Share Button

¿Eres un ciudadano informado?

Ingresa tu correo electrónico y recibe nuestras noticias.

Comments

comments